fbpx preguntenos preguntenos preguntenos

Las mallas son productos tejidos en alambres de acero inoxidable, poseen hilos con forma cilíndrica y su interior está compuesto por un sistema de filtrado que impide el paso de las partículas sólidas por tamaño, de acuerdo a los diferentes procesos de la industria alimenticia, agrícola, automotriz, minera y farmacéutica, que requieren el control de partículas.

El paso y tamaño de las partículas estaría determinado por los grosores de cada uno de los orificios que componen el tejido de la malla, dependiendo el producto que se vaya a filtrar. Así por ejemplo, las mallas en acero inoxidable AISI-304 o AISI-316 son utilizadas en la industria farmacéutica, química y de alimentos, para procesos de separación de productos que requieren un mayor grado de resistencia, rendimiento y duración.

Las mallas AISI-304 son fabricadas con hilos de alambre en acero inoxidable y aleaciones que garantizan su resistencia a la corrosión de distintos agentes, en condiciones específicas de pH y temperatura; convirtiéndose en una excelente alternativa para aplicaciones de cocina y procesamiento de alimentos, al facilitar las labores de limpieza y desinfección.

Por otra parte, las mallas AISI-316 aunque poseen casi las mismas propiedades de las mallas ASI-304, se diferencian por la utilización de un porcentaje de molibdeno, un metal que aporta mayor durabilidad, resistencia y soporte a la corrosión agresiva y altas temperaturas. Por esta razón, se recomienda para aplicaciones industriales en los que intervienen procesos químicos y ambientes altamente salíferos como las zonas costeras.

En el mercado existe una amplia gama de mallas metálicas que se diferencian por los tipos de material, medidas, espesores y tejidos con los que se espera controlar el paso de las partículas filtradas. Para ello, existen métodos como la granulometría, cribado o tamizado, que ayudan a la distribución del tamaño de los materiales.

Las mallas Mesh, están reguladas por las normas americanas de granulometría ASTM-E11 o las normas ISO, lo que garantiza la obtención de resultados muchos más confiables a la hora de analizar la composición y tamaño de las partículas que se identifican en los distintos procesos de filtrado.

Finalmente, existe una serie de principios básicos que rigen la selección de las mallas en acero inoxidable, como el tamaño de abertura para determinar el paso de las partículas que serán retenidas (Mesh); diámetro del alambre que influirá en el espesor; resistencia de la malla; materiales según normas de calidad; longitud de los rollos y finalmente la selección de los tejidos.

En Representaciones Industriales RDV usted encontrará un amplio portafolio de soluciones para atender sus requerimientos de filtrado y separación de partículas y productos. Escríbanos a [email protected] para o comuníquese a través de nuestro WhatsApp: +57 312 378 3525 para recibir asesoría personalizada de acuerdo a las necesidades de sus procesos industriales.