fbpx preguntenos preguntenos preguntenos

Usted puede garantizar la durabilidad y seguridad de su instalación neumática siempre y cuando haya un adecuado acondicionamiento del aire. Debido a que los aparatos neumáticos se suplen del aire del entorno, muchas veces aspiran aire húmedo y partículas de suciedad como óxido, polvo, etc.

Esta suciedad, con el tiempo causa un deterioro en las instalaciones neumáticas y sus componentes, provocando desgastes y reduciendo su duración.

Es por esta razón que se debe usar unidades de tratamiento de aire o FRL (filtro reguladores y lubricadores) que consisten en una combinación de un filtro, un regulador y un lubricador de aire comprimido.

filtro-regulador-lubricador-aire-comprimido-36315-2474383

Sin embargo, cada unidad debe ser usada teniendo en cuenta algunos puntos claves tales como el caudal total de aire, la presión de trabajo y la temperatura. Igualmente es necesario efectuar, en intervalos regulares, la respectiva revisión y valoración de los filtros, reguladores y lubricadores.

Los filtros deben examinarse periódicamente con el fin de que la humedad no sobrepase la altura indicada en el control. Por su parte, en los lubricadores debe verificarse que el nivel de aceite siempre sea el correcto. En cuanto a los reguladores, cuando éstos están precedidos por un filtro, no requieren ningún mantenimiento.